La calidad de las telas concebidas para ropa de trabajo depende de cómo se han realizado todas y cada una de las etapas de la producción; desde la fabricación del hilo para el crudo hasta el acabado. Nuestra política de control y avances en calidad sólo se pueden cumplir mediante la creación de un sistema de gestión de calidad (SGC) completo y exitoso que supervise todos los procesos de fabricación.
Los criterios de ensayo utilizados por XM Textiles se basan en las normas ISO (por ejemplo, encogimiento – ISO 6330-2000, solidez del color al frote – ISO 105 X12-2001, etc.)
XM Textiles sigue un control de calidad que consta de las siguientes tres etapas principales:

 

 

La primera etapa incluye la prueba del tejido en el lugar de producción, es decir:

  • Examinar el tejido crudo.
  • Control del proceso de preparación del crudo antes y después de teñir.
  • Inspección de la adherencia del acabado.

En la segunda etapa, XM Textiles examina el producto acabado. De acuerdo con los estándares comunes, nuestros expertos inspeccionan no menos del 10% del monto total del pedido. XM Textiles aplica el método “Diez puntos” de control de calidad de la tela, inspirado en el sistema estadounidense “Cuatro puntos”. El sistema actual asigna una cierta cantidad de puntos a cada defecto según su ubicación (en urdimbre o trama) y tamaño. A continuación, podemos calcular la cantidad total de puntos por rollo de tejido y sacar conclusiones sobre su calidad.

En la tercera etapa se envían las muestras al laboratorio para realizar un examen final de acuerdo con las normas ISO, así como para confirmar el envío del pedido actual. En condiciones de laboratorio probamos el grado de encogimiento, la solidez del color al lavado, al frote en húmedo y en seco, la resistencia al desgarro y a la tracción, la continuidad de colores, el revestimiento de PU o acabado WR para tejidos que requieran estas características, entre otras. Cuando es imposible realizar un examen en nuestro laboratorio (por ejemplo, para determinar la solidez del color a la luz o el contenido de formaldehído), las muestras se inspeccionan en los laboratorios STR y SGS, cuyos resultados son aceptados en todo el mundo.

 

TECNOLOGÍA RESISTENTE AL FUEGO: acabado THPC para tejidos ignífugos XM FIRELINE.

XM FireLine – fabricante de tejidos ignífugos
Nuestra empresa produce tejidos ignífugos bajo la marca XM FireLine para la confección de ropa de protección y EPI’s. Estos tejidos están tratados con THPC retardante de llama, de acuerdo con todos los estándares tecnológicos y garantizando un alto nivel de seguridad del vestuario.

¿Qué es THPC?
Químico THPC C4H12ClO4P (cloruro de tetra (hidroximetil) fosfonio) es reconocido internacionalmente como uno de los mejores retardadores de fuego para el procesamiento de tejidos de algodón y mezclas de algodón (CVC), aparte de este compuesto químico (THPC), se utiliza un sofisticado proceso tecnológico para alcanzar propiedades retardantes de llama óptimas en la propia estructura de un tejido tratado.
Por lo tanto, el químico THPC penetra profundamente en las fibras de la tela y se establece en su misma forma molecular, estructura que agrega retardancia de llama a la tela. Estas propiedades retardantes de
llama se mantienen durante un largo plazo, muchos ciclos de lavado y también limpiezas en seco. Nuestra empresa supervisa cuidadosamente el cumplimiento de todos los requisitos del proceso
tecnológico, para garantizar que los tejidos tratados mantengan una alta calidad de propiedades ignífugas.

THPC – tecnología de procesamiento de tejidos
Después de la etapa de tintado de telas, los tejidos XM FireLine pasan por las siguientes etapas en el proceso de convertise en ignífugas.
1. El tejido es bañada en un recipiente con una solución química THPC.
2. El tejido pasa por la secadora.
3. En el siguiente paso, el tejido pasa a través de un tanque sellado bajo la influencia de gas amoniaco dónde tiene lugar el proceso de polimerización.
4. El tejido es bañada de nuevo para neutralizar el amoniaco sobrante con un agente oxidante.
5. El tejido pasa por una serie de baños de lavado, donde se eliminan los residuos.
6. El tejido pasa por una etapa final de secado y está listo para su uso.
Las telas ignífugas XM FireLine pasan por una última inspección visual por parte de nuestros ingenieros textiles, que verifican los parámetros clave que garanticen la calidad deseada.

 

 

Características de los tejidos ignífugos XM FireLine
El tejido XM FireLine, que se mantiene en la tecnología de procesamiento THPC, tiene las siguientes propiedades:

  • no hay calentamiento y fusión residual;
  • el tiempo de desintegración residual después de la parada de la llama no es superior a 2 segundos;
  • protección contra salpicaduras de metal fundido;

La alta durabilidad garantiza el mantenimiento de las propiedades de los tejidos ignífugos para una larga vida útil del tejido:

  • mantenimiento de las altas propiedades mecánicas del tejido original;
  • mantenimiento de las propiedades ignífugas después de 100 lavados;

 

Para mantener las propiedades ignífugas de los tejidos XM FireLine debe seguir siempre las instrucciones de cuidado (ver. Anexo 1)

Tejidos XM FireLine Aplicaciones
Hoy en día, los tejidos retardantes de llama son ampliamente utilizados para la fabricación de ropa de trabajo de protección en todo el mundo. Esto se debe al hecho de que los requisitos de las normas internacionales para la seguridad de los trabajadores se vuelven más estrictos. XM FireLine sigue las tendencias mundiales y cada año trata de desarrollar nuevas variantes de tejidos para la protección no sólo contra el fuego y las llamas, sino también contra el arco eléctrico, la electricidad estática, los ácidos, los álcalis y otros riesgos.
XM FireLine tejidos recomendados para la producción de ropa de trabajo protectora y retardante de la llama en el trabajo asociado con la exposición a corto plazo a una llama abierta, la radiación de calor (metalúrgicos, bomberos), y la posibilidad de chispas de soldadura y salpicaduras de metal fundido, de alto calor o arco eléctrico.
P.D. Asegúrese de consultar con un técnico para la seguridad de su producción, para elegir el tejido ignífugo XM FireLine el nivel de protección adecuado.

Annex 1
Requisitos de cuidado de las telas retardantes de llama
Se requiere el lavado doméstico de los tejidos ignífugos XM FireLine 600C y el lavado industrial a 750C. 
Se recomienda el uso de agua blanda. El agua dura precipita los jabones y contiene sales de calcio y magnesio. Éstas pueden acumularse en las superficies de las fibras, recubriendo el tejido y enmascarando las propiedades luminiscentes o ignífugas.

No utilice jabones naturales (jabón aniónico o de sebo). 
Los depósitos de magnesio y calcio pueden ser eliminados en una lavandería comercial con ácido acético durante el cual se enjuaga con la neutralización alcalina.
No utilice blanqueadores a base de cloro porque son compuestos poliméricos químicamente debilitados que proporcionan propiedades retardantes de la llama del tejido.

Annex 2
ISO 11612:2008 Ropa de protección – Ropa de protección contra el calor y la llama
La norma ISO 11612:2008 especifica los requisitos de rendimiento de las prendas de vestir fabricadas con materiales flexibles, que están diseñadas para proteger el cuerpo del usuario, excepto las manos, del calor y/o las llamas. Para la protección de la cabeza y los pies del usuario, las únicas prendas de protección que entran en el ámbito de aplicación de esta norma internacional son las polainas, las capuchas y las sobrebotas. Sin embargo, en lo que respecta a las capuchas, no se indican los requisitos para las viseras y el equipo respiratorio.

ISO 11611:2015 Ropa de protección para uso en soldadura y procesos afines
La norma ISO 11611:2015 especifica los requisitos básicos mínimos de seguridad y los métodos de prueba para la ropa de protección, incluyendo capuchas, delantales, mangas y polainas que están diseñados para proteger el cuerpo del usuario, incluyendo la cabeza (capuchas) y los pies (polainas), y que deben ser usados durante la soldadura y los procesos relacionados con riesgos comparables. Para la protección de la cabeza y los pies del usuario, esta Norma Internacional sólo es aplicable a las capuchas y polainas. Esta Norma Internacional no cubre los requisitos para los protectores de pies, manos, cara y/o ojos.
Este tipo de ropa de protección tiene como objetivo proteger al usuario contra salpicaduras (pequeñas salpicaduras de metal fundido), corto tiempo de contacto con la llama, calor radiante de un arco eléctrico utilizado para la soldadura y procesos aliados, y minimiza la posibilidad de choque eléctrico por contacto accidental y de corta duración con conductores eléctricos vivos a tensiones de hasta aproximadamente 100 V d. c. en condiciones normales de soldadura. El sudor, la suciedad u otros contaminantes pueden afectar el nivel de protección proporcionado contra el contacto accidental de corta duración con conductores eléctricos vivos en estos voltajes.

THPC – tecnología de procesamiento de tejidos (PDF)